La Inteligencia Artificial ha dejado de pertenecer al futuro. Se ha convertirdo en una realidad que marca las tendencias actuales en el retail. Es una potente herramienta que guía los pasos del sector y trae consigo un universo de oportunidades reales de crecimiento. El 84% de las empresas creen que invertir en IA les generará mayores ventajas competitiva.

La IA tiene mucho que ofrecer, los retailers la miran con muy buenos ojos, y no es para menos. Su presencia ofrece nuevas formas de mejorar la experiencia del cliente y permite optimizar la eficiencia operativa de la productividad. Es más, según el último estudio realizado por Capgemini «Retail superstars: How unleashing AI across functions offers a multi-billion dollar opportunity», el sector minorista podrá ahorrar más de 300.000 millones de dólares en 2022 si utiliza la IA en toda su cadena de valor.

Esta investigación analiza el comportamiento de 400 retailers de todo el mundo que se encuentran implantando casos de uso de IA en diferentes fases de progreso. Es una muestra que representa el 23% del mercado minorista internacional por volumen de facturación.

La aplicación de la Inteligencia Artificial posee un gran impacto sobre el retail. Está demostrado que su uso aumenta el volumen de ventas y disminuye el número de las reclamaciones de los clientes. Este estudio sostiene que donde más se centra la aplicación de la IA es en las operaciones, aunque la solución más eficiente es la reducción de costes. Las tareas de compras a proveedores, la aplicación de algoritmos de detección de imagen para la lucha contra el hurto en las tiendas, y la optimización en la cadena de suministro son algunos de los ejemplos más destacables en la utilización de IA.

Ante esta perspectiva cargada de buenos augurios, cabe preguntarnos qué empresa retail no va a querer contar en su estrategia con la joya de la corona de la tecnología. A pesar de conocer sus grandezas, solo una minoría de los retailers, concretamente el 1% aplica la Inteligencia Artificial a toda la cadena de valor.

La Inteligencia Aritificial en auge

Si bien es cierto, que la implementación de las IA en las compañías es cada vez mayor. Si echamos la mirada hacia atrás nos encontramos que se ha pasado de un 4% de las empresas que lo utilizaban en el 2016, a un 23% en 2018. Se vaticina que su desarrollo llegará a niveles exponenciales, sobre todo en lo que se refiere a la automatización de procesos internos y externos.

Ahora bien, llegado a este punto, la cuestión que se plantea es si los retaileres están preparados para asumir este tipo de desafío y sí sabrán rentabilizar todo el potencial que ofrece esta herramienta. Según los datos obtenidos por este estudio, y a pesar de ese deseo por subirse al vagón de la innovación, el enfoque principal de la implementación de la Inteligencia Artificial es que no se centran en la experiencia del cliente, sino que están más preocupados por el coste de implementación y el retorno de la inversión (ROI).

Además, las empresas de este sector dan prioridad a los proyectos complejos. Se puede apreciar que el despliegue entre los minoritas es ochos veces mayor que el de aquellos que ejecutan proyectos rápidos y sencillos. Éstos últimos suelen ser más fáciles de extender a otras funciones de la organización. Lo que es cierto, es que el tiempo les ha hecho ser más realistas. Ahora las expectativas de las empresas respeto al potencial de esta herramienta se muestran más prudentes, “un 53% afirma que reúnen las competencias necesarias para implementarla, frente al 78% de 2017”.

La Inteligencia Artificial impactará en todos los aspectos de nuestra vida. Su puesta en escena ha suscitado desconfianza. Son muchos lo que se cuestionan si su presencia está aquí para ayudarnos o para arrebatarnos nuestro sustento. Sin embargo, las conclusiones de este estudio, sostienen que no hay motivo para encender la luz de alarma, ya que “el 75% de los encuestados declaró que la IA no ha sustituido el trabajo de ningún perfil en su organización de momento”.

Explorar un terreno nuevo y aventurarse hacia lo desconocido nunca ha sido tarea sencilla. Retos y desafíos de gran envergadura nos depara un futuro en el que la Inteligencia Artificial va a formar parte de nuestra cotidianidad. Dejar atrás reticencias, desmitificar el papel de la tecnología y acometer los proyectos paso a paso, serán algunas de las claves que nos permitirá formar parte de este nuevo orden, que está transformando de arriba a abajo al retail. Como decía la Premio Nobel de Física, Marie Curie “nada en la vida debería temerse, sino entenderse”.

En Kombu Design podemos ayudarte en la integración espacial de estas tecnologías en tus espacios comerciales; y te mostraremos que no hay nada que temer.